Mostrando 1–12 de 108 resultados

¡Comprar Refrescos de Importación

Los refrescos de importación son bebidas sin alcohol que provienen de distintos países y que no se encuentran con facilidad en España. Si te gusta probar nuevos sabores y descubrir nuevas sensaciones, te encantará la colección que te ofrecemos y que renovamos constantemente.

Descubre más

Podemos establecer a grandes rasgos diferentes categorías de refrescos según los sabores (cola, naranja, limón, gaseosa, té, tónica, bitter) y los ingredientes, además de si son con gas o sin gas, si llevan o no azúcar (light o zero) y si contienen cafeína.

Entre los nuevos refrescos que están moviendo el mercado se encuentran las Hard Seltzer, que son aguas carbonatadas con alcohol y distintos sabores. Son bebidas que pueden considerarse una alternativa más ligera a las cervezas, son furor en Estados Unidos y han entrado con fuerza en España.

Refrescos orgánicos

Conforme a los nuevos tiempos, también los productores de refrescos se están volcando a elaborar bebidas que son más saludables y cuya elaboración es más sostenible.

Las bebidas BIO han llegado para quedarse y aportan una nueva versión al mundo de los refrescos.

Hay incluso hasta pajitas que se comen para no contaminar de plástico y que te permiten saborear de una manera distinta y divertida de tus refrescos favoritos.

¿Sabías esto sobre las bebidas sin alcohol?

La sidra de manzana espumosa , los refrescos y el jugo contienen naturalmente pequeñas cantidades o no contienen rastro alcohólico. Algunos zumos de naranja frescos están por encima del límite, al igual que algunos yogures y pan de centeno.

La destilación de etanol se usa para separar las bebidas alcohólicas en lo que se anuncia como bebidas y licores no alcohólicos. El vino destilado produce vino y brandy con bajo contenido de alcohol. La cerveza destilada puede usarse para producir cerveza y whisky con bajo contenido alcohólico .

Sin embargo, las bebidas alcohólicas no pueden purificarse más hasta un 0,00%  por volumen por destilación. De hecho, la mayoría de las bebidas etiquetadas como no alcohólicas contienen 0.5% de ABV, ya que es más rentable que destilarlas a 0.05% de ABV que a menudo se encuentran en productos vendidos por compañías especializadas en bebidas no alcohólicas .